aragontambientienesed@hotmail.com
Si quieres aportar algun trabajo al blog envia mensaje al correo
Image and video hosting by TinyPic
ENLACES FALLIDOS
SI QUEREIS QUE SE SUBAN DE NUEVO ENLACES QUE NO FUNCIONAN
SE SUBIRAN UN MAXIMO DE TRES POR DIA ATENDIENDO A LA PRIORIDAD
DE VUESTRA LLAMADA,ENVIAR MENSAJE PARA ELLO A:
aragontambientienesed@hotmail.com

viernes, 31 de mayo de 2019

JULIO DONOSO-CD-VIENTOVENTURADO 2019


Julio Donoso nació en Zaragoza un 9 de abril,
como hiciera el remembrable Baudelaire, de 1984
y quizás por ello fuera pronto impelido por las musas para el insigne oficio.
Ávido lector de grandes poetas clásicos como Miguel Hernández,
Leopoldo M. Panero, Gonzalo Rojas,
Nicanor Parra, Rimbaud o el citado Baudelaire entre otros, con apenas veinte años se lanzó a tañer su lira por las calles y bares.
Su primera obra publicada bajo el rubro de Chorrito de Plata
—editorial creada por Enrique Bumbury y un socio—, dio a conocer al bohemio, el mismo Bumbury llegó a calificar a Donoso de Profeta, y así se le conoció durante un tiempo.

En 2005 publicó un segundo poemario ya con su propia editorial
"La Herradura Oxidada" y es que haciendo honor a ese epíteto de Profeta,
alcanzó a ver que su caudal lírico llegaría a ser tan luengo
que resultaba harto necesario crear un sello y librarse así de futuras imposiciones editoriales. Querencia y relincho fue el nombre de esa obra; una obra cargada de afiebrados lirismos equinos, pues deben saber
los atentos lectores que el bohemio proviene de una linajuda familia
de herradores, oficio que él mismo llegó a desempeñar en alguna ocasión
para gracia de los corceles.
2005 también fue una fecha clave por un motivo luctuoso,
pues sufrió un accidente que lo dejó postergado en silla durante un tiempo
y apunto estuvo de costarle la vida; pero Donoso, valiente, supo mirar a las moiras directamente y en crítico instante arrebatarles sus tijeras impidiendo así, que su hilo vital fuera hendido de forma infame antes de tiempo.
Se quedó cojo nuestro amigo por su atrevimiento, mas si Hefesto, protector de los herreros lo era, ¿qué podía importarle a él?


Tras el incidente y bajo la protección del mencionado esposo de Afrodita,
su ánimo vital creció, creció de tal manera que se hizo costumbre
verlo deambular por locales y festivales de forma constante sin por ello caer víctima del siempre preterido, pero acechante Tedio.
Varias son las anécdotas que le han sucedido a nuestro Donoso en estos años.
Como aquella vez que viajó solo a Pamplona en busca de un amor que lo ignoró,
la noche debió pasarla al raso el conturbado vate pues había viajado
con lo justo: la purífica y romántica ilusión del encelado.
Las híades confabuladas con la fémina altivez brindaron al poeta una noche
y alborear cargados de lluvias.
El pobre Pierrot por ello apenas durmio hasta la llegada del poderoso haz de Helios.
Esta falta de descanso resultó fatal, ya que el tren que debía retornarle a Zaragoza
se marchó sin atender a su falta.
Así, solo y sin dinero, a nuestro protagonista no se le ocurrió otra cosa que lanzarse por las calles de la capital navarra a declamar versos y cantares en pos de un poco de calderilla, la gente, bien avenida por aquellos tiempos, le recompensó con sus óbolos, y cuando obtuvo lo suficiente
se compró un billete de autobús que le permitió regresar al hogar.
De esta agridulce aventura dejaron constancia algunos de sus versos:

"En Pamplona perdí la cabeza, el tren, el corazón no
que ese, ese te lo di yo." En lugar de un sueño, 2005

En otra ocasión cuando se disponía a dar un recital le falló a última hora
su guitarrista habitual, Donoso solicitó entonces, para salir del apuro,
uno entre el público, el hado quiso que allí hubiera un guitarrista belga,
que presto se mostró participativo, el recital salió bien parado,
y además surgió una estrecha amistad que en buena comandita dio a luz el disco Made in san José,
proyecto de poesía musicada.

Donoso con el artista Franco Deterioro

Muchas otras son las anécdotas que se podrían contar, como la de aquella ocasión en que tras un arrebato de gallardía,
fue capaz de realizar una etapa del Camino de Santiago de nada menos que 13 km,
acompañado solamente de su fiel tomahawk.

Pero dejemos ya de extendernos en un anecdotario que sin duda daría
para escribir varios tomos de grávida enciclopedia.
Aquellos que hoy quieran conocerlo podrán verle en uno de esos festivales
y recitales que Zaragoza ofrenda —
cada vez con menos frecuencia— a su intelectualía local;
otros quizás prefieran toparse con él ora en una pensión,
ora en algún piso compartido con otras ánimas alegres,
pero siempre repitiendo un mismo espacio: una pequeño habitáculo
inundado por doquier de libros.
En esos habitáculos es donde su numen escribe y crea obras con denuedo,
preferiblemente por las noches y al cobijo del silencio,
pues gusta de descansar a su pluma hasta bien entrado el mediodía.

Este es Julio Donoso, poeta bohemio signado con un extraño halo de grande señor venido a menos, poeta de errante morada,
poeta del viejo solar hispano cuyo trabajo promete seguir legándonos copiosas notas de desvaríos líricos por varios años.


2013 Publicaria su segundo trabajo con un total de 13 temas titulado
¨Gabinete de carrencia y excesos¨.

2019 Acaba de publicar hasta ahora lo que viene a ser su ultimo trabajo sonoro
con un total de 21 temas titulado ¨Viento venturado¨, el disco se puede adquirir desde su facebook: https://www.facebook.com/franciscojulio.donososaez

Información obtenida desde: http://poemasdelpurgatorio.blogspot.com/2012/08/julio-donoso-la-locura-de-un-poeta.html

FACEBOOK: https://www.facebook.com/franciscojulio.donososaez
TWITTER: https://twitter.com/donosojulio?lang=es
CANAL DE YOUTUBE: https://www.youtube.com/user/fjuliodonososaez/videos


JOSE Mª DALDA-EP-1966

José María Dalda nació en Calatayud en 1942 y solo la insistencia de unos amigos encaminaron su vida por el mundo de la canción.
En 1963 le animaron a presentarse a un concurso organizado por Radio Juventud de Calatayud y su locutor Fernando Mármol.
Aquel concurso no era otra cosa que una eliminatoria para un certamen nacional de cantantes aficionados.
De triunfar en su pueblo pasó a la final regional y de ahí a ser el representante de Aragón en el susodicho certamen que tenía su final en Las Palmas de Gran Canaria.

Pero entre medias se cruza la mili y debe andar de cabeza para que le concedan un permiso especial para trasladarse al archipiélago.
Allí por fin obtendrá el segundo premio en la especialidad de música iberoamericana y también el segundo de interpretación.

Liberado del uniforme caqui se traslada a Madrid. El locutor Juan de Toro le apadrina desde Radio Madrid de la cadena SER y lo inscribe en el Festival de Madrid
organizado por esa emisora. José María se alza con el primer premio con “Olvida” (Philips, 1964),
que le valdrá un contrato discográfico con un sello de postín. A raíz de ese triunfo actúa bastante por las salas madrileñas.

Su voz bien timbrada, potente y un tanto impersonal es idónea para defender cualquier canción festivalera y esa característica
le va a hacer ser requerido para participar en un buen número de los muchos festivales veraniegos en ciudades costeras.

Su gran año va a ser 1965 con la publicación de tres extended play y su participación en el Festival de Benidorm.
Allí concurre con tres canciones y coloca todas ellas en la final. La mejor clasificada será “Balada del viejo piano”, que ocuparía el cuarto puesto;
sin embargo la que mayor fama le reportaría será “El capitán”,
que también sería grabada por Laura.
Pero el verdadero espaldarazo va a venir al serle otorgado por el jurado
el Primer Premio de Interpretación, algo nada desdeñable y por delante
de cantantes emergentes como Federico Cabo, Alfredo o Los Martin’s.
Fruto de todo aquello será su EP: “José María Dalda en Benidorm”(Philips, 1965) que colocará al cantante bilbilitano por primera y última vez entre
la primera decena de las listas poco fiables de éxito y ventas de aquella época.
Su foto aparece en las revistas al lado de la de figuras consagradas como Tito Mora o Raphael y parece presagiar
una exitosa carrera para el cantante maño. Cierra el año con la publicación de un EP dedicado fundamentalmente
a baladas italianas: “Anochece / Si No Te Tuviera Más / Te Veo Marchar / Melodía Encadenada” (Philips, 1965),
que se vende razonablemente bien.

En 1966 continúa su periplo festivalero y publicando un disco
de éxitos internacionales siempre con el denominador común
de la melodía romántica.
Fruta del tiempo con temas de Beatles y de Eurovisión. Aquel verano
y el siguiente serán pródigos en actuaciones que le llevarán por Galicia,
Asturias y Aragón. A finales de ese año graba “Payaso” (Philips, 1966),
una de sus canciones más conocidas que dará título a otro de sus EP.

Pone punto final a su trayectoria discográfica con un disco dedicado
a estándares norteamericanos
cantados en español: “Pequeña Flor / El Amor Es Algo Maravilloso / Candilejas / Laura” (Philips, 1967).
Canciones bien interpretadas de un repertorio internacional
que tampoco alcanzan los hit parades.

Los festivales veraniegos comienzan a decaer y cantantes de buena voz como José María Dalda ven también como son menos solicitados que antes. No obstante, aún conseguirá en 1968 el segundo premio en el Festival de Tenerife,
que al parecer había sido amañado para que se produjera el triunfo de los hermanos portugueses Jess & James.
Al año siguiente ganará de nuevo el premio de interpretación en el Festival de Málaga,
dejando constancia de poseer una de las mejores voces masculinas de la década de los 60.

Un tanto desilusionado y obligado por las circunstancias familiares
a hacerse cargo del negocio de joyería; un negocio que aún conserva
en su Calatayud natal, decide retirarse de los escenarios,
dejando a medias una carrera que debía haber tenido más largo recorrido.

Pero como el que es picado por la serpiente de la música nunca elimina del todo ese veneno, en 1993 vuelve a participar en un festival benéfico
y a partir de ahí realizará grabaciones y actuaciones esporádicas
casi siempre circunscritas al ámbito de su localidad.
Algunas grabaciones de escaso interés dedicadas a rancheras,
jotas o musicando poemas donde vuelve a demostrar que el que tuvo, retuvo y que aún hoy es un auténtico héroe local en el pueblo zaragozano
donde nació ha pasado prácticamente toda su vida.

Una voz versátil y con una calidad fuera de toda duda que sirvió
de soporte perfecto a los compositores españoles que escribían temas románticos para festivales veraniegos.
Una voz que, como otras, se vio abocada a la desaparición cuando aquellos certámenes de promoción musical y turística
fueron borrados de la geografía española.

Información publicada por: Julián Molero, desde la pagina Lafonoteca https://lafonoteca.net/grupos/jose-maria-dalda

¨Payaso / De la mano / Noche de agosto / Los ojos del amor¨.

Maldonado y de Fernando escriben un tema para José María Dalda en el que payaso rima con fracaso.
Una canción melodramática muy del gusto de la época con la que el cantante aragonés logra una de sus mejores creaciones.
Hoy puede sonar trasnochada e irrecuperable, pero en ese momento era un claro exponente de la música melódica española.

Del superprolífico Mario Sellés canta “De la mano”, un rabioso tema juvenil, pegadizo al oído y de atmósfera moderna
que sirve un tanto de contrapunto a tanto tema lento como nos ha dejado este cantante.

Tema italiano para la tercera pista. De nuevo Gianni Morandi y su “Notte di ferragosto” para untar una capa de caramelo en el disco.
Termina el disco con una canción francesa que compuso e interpretó Enrico Macias: “Les yeux de l’amour”,
un buen tema tan romántico como es de esperar con este título y este cantante.

En suma, un disco muy aceptable dentro de los parámetros de la música melódica con una variación temática
en su contenido que es de agradecer. Uno de los mejores EP de este cantante.

Critica realizada y publicada por: Julián Molero, desde la pagina Lafonoteca https://lafonoteca.net/disco/payaso